Medicina Crítica y Terapia Intensiva

medicina critica yLa medicina intensiva es una especialidad médica dedicada al suministro de soporte vital o de soporte a los sistemas orgánicos en los pacientes que están críticamente enfermos, quienes generalmente también requieren supervisión y monitorización intensiva.

Los pacientes que requieren cuidados intensivos, por lo general también necesitan soporte para la inestabilidad hemodinámica (hipotensión o hipertensión), para las vías aéreas o el compromiso respiratorio o el fracaso renal, y a menudo los tres. Los pacientes admitidos en las unidades de cuidados intensivos (UCI), también llamadas unidades de vigilancia intensiva (UVI), que no requieren soporte para lo antedicho, generalmente son admitidos para la supervisión intensiva/invasora, habitualmente después de cirugía mayor.

La fase terminal de las enfermedades es una experiencia destructora para el paciente y sus familiares, sobre todo en los pacientes con enfermedades crónico–degenerativas, de curso inexorable, donde las opciones de la medicina curativa dejan de ser una realidad. Por esta razón el enfoque de atención debe cambiar radicalmente y encaminarse a ayudar a los pacientes y su familia, a tener la mejor calidad de vida posible el tiempo que queda de vida, a través de un esfuerzo interdisciplinario y calificado.

medicina criticaEn la actualidad, en base a su profunda tradición histórica, los objetivos primordiales de la medicina
son:

  • La prevención de las enfermedades y el fomento a la salud.
  • El alivio del dolor y el sufrimiento causados por las enfermedades.
  • La asistencia y el cuidado de las personas enfermas y la atención de los incurables.
  • Evitar la muerte prematura y perseverar en la búsqueda de una muerte apacible.

Este conjunto de objetivos lleva consigo algunas prioridades nuevas. Se hace hincapié en la prevención de la enfermedad y la conservación de la salud; en el impulso de los servicios básicos de la atención primaria y en un renovado compromiso en la atención que debe prestarse a los que no se pueden curar, requisito clave para el cuidado de los enfermos crónicos. La medicina moderna que es capaz de prolongar la vida, debe volver a su premisa fundamental de ayudar al paciente en cualquier condición; de aliviar el dolor y el sufrimiento con una medicina paliativa eficaz, para contribuir al modelo moderno de la equidad